Curvas.

curves.png

Si quisiera follar con alguien con el cuerpo de un niño chino de doce años, follaría con un niño chino de doce años.

La frase puede parecer un poco violenta, pero creo que hay que empezar a tomar medidas contra la desfeminización de las mujeres impuesta por los creadores de estilo. Un lobby oscuro formado por diseñadores homosexuales, mujeres misóginas y cazadores de trofeos vivos. No nos engañemos, nuestro cuerpo nos gusta y nos disgusta en función de lo que pensamos que le gusta a los demás. Por eso me preocupa la pérdida del concepto de cuerpo femenino de estos últimos tiempos y el daño que se están infligiendo miles de mujeres potencialmente cañón. Hemos pasado de tener a la numática Marilyn Monroe como icono de exhuberancia a encumbrar a una Angelina Jolie que se empeña en quitarse atractivo cada día que pasa. Es cierto que los cánones cambian con el tiempo, y si no veamos lo que opinaba Rubens en 1625:

Rollizas, aunque tienen unas piernas del copón.

Ahí teneís a Aglaya, Talía y Eufrósine en pelota picada. Quizá les falte pecho a las tres, pero yo las situaría dentro de los límites de lo follable (mis seguidores saben a lo que me refiero). Ojo, que no estoy diciendo que Las Tres gracias de Rubens sean un ejemplo de un cuerpo de mujer perfecto, pues están a un paso de lo no saludable. En mi opinión, el argumento de que la delgadez extrema es perjudicial no debe nunca usarse para justificar los excesos, sobre todo sabiendo la relación probada entre sedentarismo, perímetro abdominal y enfermedades cardiovasculares. Con todo ello, nuestras amigas las Gracias están más cerca de la belleza que Keira Knightley, una chica con la que yo jamás me acostaría por miedo a cortame con sus esquinas:

Mi abuela tiene las manos más bonitas.

¿Entonces? Como siempre, un término medio. Piernas torneadas pero con masa, culo generoso, caderas anchas, cintura marcada, 85-95 de pecho… vamos, blandita al tacto pero sin pasarse, porque quedarse sin resuello al subir unas escaleras no es nada atractivo. Os pongo un ejemplo bastante accesible para todas que, aunque no sea precisamente mi favorita (lo digo porque yo la vi en vivo), en esta foto me pone taquicárdico.

Observad la lorcita justo encima del pantalón. Pa comerla.

Los chicos sabemos lo que nos gusta, hace tiempo que los talleres de coches sentaron cátedra. Sólo hace falta ver las reacciones al mítico post de la teta de Alexliam. Sin embargo chicas, os noto un poco perdidas: ¿Nunca os habeís preguntado por qué vuestro novio no se la casca con el Vogue, el Cosmopolitan o la Elle? Pues eso.

Aparcando.

Mi amigo Pau me acaba de mandar este vídeo sobre un Audi A3 rojo aparcando en un sitio bastante complicado. Espero que zanje de una vez por todas la discusión sobre si las mujeres tienen más dificultades a la hora de aparcar.

Inteligencia espacial especial.

Hipótesis del 5% no follable.

Hoy voy a presentaros una hipótesis que tengo sobre los hombres. La he denominado hipótesis del 5% no follable. Dado que es imposible experimentar con seres humanos, esta hipótesis nunca podrá ser ley, pero sería interesante ver si opinaís lo mismo.

Definamos primero algunos términos raros:

-Follable: Que se puede follar.

-Barbecho: Periodo de tiempo largo tras el último polvo. Es variable, pero se suele contar a partir del primer mes, aunque con el tiempo sus efectos son cada vez más intensos. Se caracteriza por el síndrome comúnmente denominado “salidura”.

Y ahora con la hipótesis:

  • En condiciones de barbecho un tío se follaría al 90% de las tías entre 16 y 40 años.
  • Del 10% restante, se follaría a la mitad si el suceso quedase en secreto.
  • Eso deja un 5% restantes de tías no follables. Aun así, en caso de fuerza mayor (holocausto nuclear, ataque terrorista, enfermedad terminal), esta inhibición puede desaparecer.

Evidentemente, yo soy el primero en dar fe de que en mí se cumple. Fueron muchos años de barbecho comprobando que lo único que necesitaba era que una dijese que si (irónicamente la única vez que tuve oportunidad ella pertenecía al 10%, pero eso es otra historia) A todos los tíos a los que he preguntado les parece correcta (por lo menos los que han podido responder en confianza) y a las chicas no les ha extrañado demasiado. De hecho esta hipótesis explica muy bien el hecho de que sean ellas las que acaben eligiendo a sus parejas y no al revés…

Publicado en XX-XY. 25 Comments »

Una amiga mía necesita tu consejo.

Una amiga mía necesita consejo sobre una posible relación. Ha recabado muchas opiniones pero no se decide, así que recurro a vosotros para responder a una pregunta muy sencilla. Primero los hechos:

Mi amiga Sarah (nombre figurado) estuvo un día por semana hablando con un chico, llamémosle Michael, sobre gaitas durante tres horas. Tras la conversación, Michael la acompañó en coche hasta su casa. Una vez en la calle donde vive ella, el aparcó en doble fila, se bajó del coche y la acompañó hasta casi el portal. Una vez allí, le dió dos besos que ella calificó como raros y le dijo que si quedaban el sábado. El caso es que ella el sábado no salió y ahora tiene una duda: ¿Realmente él estaba interesado en ella?

Opina por favor, no te cortes…

Publicado en XX-XY. 41 Comments »

Va por vosotras.

Este post va dedicado a todas mis lectoras, sé que no son muchas, pero por lo menos Palitodelasorejas, Paovia y Nika se atreven a unirse a esta fiesta de nabos que es mi blog. ¿Por qué la dedicatoria? Porque es un post sobre amor, sobre cómo un chico se enamora de una chica. Quiero romper una serie de mitos, quiero abrir mi corazón, quiero dar mi opinión y quiero reeducar a alguna oveja descarriada. Y lo voy a hacer en plan Ragazza. Vamos allá.

  1.  Soy gorda ¿Cómo voy a gustarle a alguien? Empezamos bien. El 90% de las chicas que conozco tienen la autoestima corporal por los suelos. No les culpo. En una sociedad en la que los cánones de belleza vienen determinados por las idas de olla de un lobby de diseñadores gays no es fácil ser mujer. Lo siento por Vittorio y Luchino, pero me temo que su ideal de belleza está desprovisto del componente “atracción” imprescendible en estos casos. ¿Cómo es una modelo? Cara angulosa, cuerpo longilíneo, pecho inexistente y movimientos sincopados por la pasarela. Estupendo. Como un tío. Chicas: los hombres somos rectilíneos, estamos duros al tacto y tenemos la cara chupada. Las mujeres en cambio son curvilíneas, son blanditas y tienen la cara redonda. Eso está claro desde hace 24000 años con la Venus de Willendorf, un concepto de mujer infinitamente más bello que las Lollipop girls. Seguro que todos estaremos de acuerdo que una chica debe tener dónde agarrar: pecho, muslos, culo… y si sobra mejor que falte. Y de la celulitis mejor ni hablar. Asúmelo, todas la tienen y nosotros lo sabemos. Y a mí, por lo menos me da igual. Casi me atrevería a decir que asustarás a cualquier tío si estás todo el rato dándole a la matraca con la cantinela estoy gorda, debo hacer régimen y demás. Resulta cansino ver cómo chicas encantadoras se machacan por un ideal estúpido. Y, por cierto, ignoro el concepto “tobillos gordos” Por favor…
  2. Soy fea. ¿Cómo voy a gustarle a alguien? Y eso ¿Quién te lo dijo?. Te recuerdo que los hombres tenemos la habilidad del despiece, así que no me vengas diciendo que eres fea porque tienes las cejas feas. Nunca sabrás lo que le gusta a un chico de tí a menos que te lo diga. Es increíble lo que puede llegar a enamorar: unos ojos, una mirada (que no es lo mismo), una sonrisa, una risa (que no es lo mismo), la voz, una conversación sobre vichysoisse, los oyitos que se forman en tus mejillas, la manera en que te recojes el pelo, cómo pasas páginas de un libro… Precisamente por eso en lo único que debes esforzarte es en ser tú misma, porque el engaño y la mentira es causa de desenamoramiento. Pregúntale a cualquier tío con el que tengas verdadera confianza y ya verás que te dice. Aprovecho para recordarte también que en la categoría de engaño entra también el maquillaje. Pintándote como una puerta es posible que pilles cacho, pero no conseguirás atar a ese bollín que te gusta.
  3. ¿Cómo voy a gustarle a alguien? Precisamente esa es la actitud que hay que cambiar. ¿Sabes por qué todas las chicas embellecen en cuanto se hechan novio? Porque tienen más confianza en sí mismas. Y la confianza embellece que es una maravilla. Precísamente con confianza es cómo vas a decirle a ese chico que te gusta. A la cara, sin chorradillas. Esto es importante, los tíos somos auténticos retrasados en lo que a lo social se refiere. Si piensas que por sonreir y tocarte el pelo mientra os miraís el debe saber que le gustas al instante estás muy equivocada. Esa habilidad sólo la adquirimos pasado muuucho tiempo y, generalmente, cuando es demasiado tarde. Te lo digo porque tras seis años con mi novia (ahora mi mujer) sólo soy capaz de leer algunos de los kanji que me escribe con su cara de ángel. Es cierto que decirle a un chico lo que sientes en frío y en el lugar inadecuado puede ser contraproducente. Aprovecha tus armas de mujer, no te cortes, dile que os vayaís a un sitio tranquilo, invítale a tomar algo, llévalo a lo oscuro… a eso no te va a decir que no. Una vez privado de cualquier distracción se franca. Y recuerda: el amor platónico es la mayor estupidez que puedes cometer, no te flageles, el mar está lleno de peces.

Espero que os haya gustado mi análisis. Nunca me interesó la antropología ni la psicología en plan serio, pero me considero un teórico amateur de las relaciones humanas. Espero comentarios de ambos sexos, y si teneís alguna pregunta no os corteís, que es gratis…

Novios de fin de semana.

Este post de juananpol me ha recordado una teoría que tengo sobre las relaciones de pareja que voy a compartir con vosotros.  Para bien o para mal, salir el fin de semana con los amigos es sinónimo de alcohol y trasnoche. No voy a entrar en los efectos de esta combinación en general, sino que me voy a centrar en el particular de las relaciones de pareja y, de todas ellas, me voy a centrar en los novios de fin de semana.

Este post lo hago un poco como respuesta a toda la gente que me dijo que estaba loco por casarme sin antes haber vivido con mi novia, los que me decían que el matrimonio era algo muy diferente a un noviazgo y que la gente cambia mucho.

¿Qué es una pareja de fin de semana? Muy sencillo, una pareja que sólo se ve los fines de semana, en las mismas condiciones en las que ven a sus respectivos amigos. Mejor me explico.

Es muy frecuente, seguro que conoceís casos, ver parejas que se han formado al calor de una pandilla, bien porque ambos eran miembros, bien porque uno de ellos es rápidamente integrado. En muchos casos el plan del sábado noche es quedar con la pandilla, salir por ahí (de bares, botellón, discotecas) y apartarse del grupo a las tantas para hacer las guarredidas propias de las parejas. La comunicación de pareja se reduce a las llamadas o el MSN por semana y a las conversaciones en frente de otras personas cuando están juntos. Para cuando quedan solos ya es muy tarde y el alcohol y/o las hormonas han hecho el resto. Así pasa el tiempo, a lo mejor llega el verano y se van de vacaciones juntos aunque no solos, casi siempre acompañados por otra parejita amiga para pasarlo mejor. ¿Qué pasa aquí? Que sólo pueden estar juntos cuando están con otra gente (como dice la canción de Ella Baila Sola). Un buen día deciden irse a vivir juntos (o casarse, que a efectos de este razonamiento es lo mismo) y la magia desaparece, resulta que son completamente incompatibles. En el peor de los casos uno quiere hijos y el otro sólo perros, uno es un cerdo y la otra una maniática del orden… y la cosa se rompe porque no se puede arreglar algo que nace estropeado.

Salir en serio con otra persona no debería ser tomado a la ligera. Si ambas personas van en serio, y la seriedad es un concepto muy importante, entonces el propósito de la relación debe ser (en mi opinión, claro):

  1. Estar con la otra persona por encima de todas las cosas.
  2. Hacer que la relación funcione.
  3. Hacer que la relación dure, si es posible para siempre (menos sería engañarse).
  4. Buscar la felicidad propia a través de la de la pareja.
  5. La sinceridad.

Puedo seguir añadiendo cosas, pero creo que el concepto se pilla bastante bien. El resto de condicionantes aparentemente importantes: vivir juntos, matrimonio [si=>[civil/religioso] no=>[pareja de hecho/sin papeles]], hijos, presentar padres… son irrelevantes y deberían estar superados a los pocos meses de salir juntos. Afortunadamente nuestra sociedad es tolerante y abierta y hoy en día no se debería salir en serio con otra persona sólo por tener un polvo asegurado. Para eso existen los amigos con derecho a roce, los rollitos…

Si sales con una persona, cumples los preceptos mencionados más arriba, has estado a solas con ella varias veces, te has ido de fin de semana en pareja a una casa rural, has estado una semana en un apartamento en Torrevieja… y te gusta, no le dés más vueltas, seguro que funcionará.

Y ahora conecto con el principio del post: los preceptos sólo son válidos en condiciones normales, sobrios, a solas y con tiempo por delante. Es muy fácil ser agradable con otro sabiendo que a las tres horas te habrás ido para casa follado y desfogado…

Instinto básico.

Nos gustan las tetas, es un hecho:

papeo.jpeg

Con esas tetas me acababa yo de criar.

El tierno bebé de arriba ejemplifica el hecho de que los hombres tenemos fijado el objetivo en nuestro celebro desde muy temprana edad. La sociedad, sus tabúes y sus inhibiciones nos hace comportarnos civilizadamente. Menos mal, por que si no esto iba a ser el no parar. No es que el culo o las piernas estén mal, es que el gusto por esas partes de la anatomia femenina se desarrolla más tarde. Supongo que de bebés identificamos unos pechos grandes con alimento, al crecer la testosterona nos va pervirtiendo y la alimentación se va sustituyendo por sexualidad a medida que crecemos. El resultado es que un buen escote es y será objeto de miradas nada diferentes de la del bebé de más arriba. Y el que diga que no miente (o es gayer, o es un mandil).

Publicado en XX-XY. 6 Comments »