El primer videojuego que me pasé.

Puede que este blog esté derivando hacia la nostalgia por la infancia/adolescencia, pero no lo puedo evitar, las vivencias que nos ocurren entre los diez y los dieciocho años se quedan grabadas a fuego en nuestro cerebro y moldean nuestra personalidad. También es verdad que ciertas cosas como El Coche Fantástico, El Tang o el MS-DOS nos proporcionan una identidad como generación y nos distinguen de las generaciones anteriores y de las posteriores. Además, gracias a Internet podemos revivir recuerdos que permanecían ocultos en el trastero cerebral. Ayer me preguntaron en Inglés cuál era mi aventura gráfica favorita, mi respuesta fue instantánea y me salió del corazón: Monkey Island. Lo debí jugar en 1992 o así y quedé alucinado. Unos personajes entrañables, una historia interesante, situaciones surrealistas (el mono de tres cabezas), diálogos hilarantes y unos gráficos del copón en 256 colores (aunque yo los veía en 256 grises, el color llegó más tarde a mi vida informática). El juego venía en cuatro disketes que todavía conservo y tenía un sistema muy curioso anti-pirateo, te hacía una pregunta al principio del juego que sólo podías responder si tenías un disco de cartón que venía en la caja. Guybrush Threeepwood me hizo sentir verdadera empatía por un héroe patético y torpe, y su historia de amor con la hija del gobernador es enternecedora (por lo cutre, claro). Por cierto, las similitudes con la pinícula de Disney Piratas del Caribe son sospechosas, ¿Le habrán pagado algo a Ron Gilbert
, su creador?. Para acabar, sólo decir que fué el primer videojuego que conseguí pasarme, tuve que usar la guía del Hobby Consolas en algunos puntos (es difícil seguir las flores amarillas en una pantalla monocromo) pero mereció la pena. El final, por cierto, es apoteósico, pues la última frase del juego me hizo pensar que me estaban espiando (lo siento por el spoiler, pero es: “Apaga el ordenador, y vete a la cama”). Grandioso. Os dejo un par de vídeos musicales, el original y la versión instrumental a cargo de Press Play on Tape, para que disfrutemos con la pedazo de banda sonora.

Viendo la intro ya se intuye lo que viene detrás.

Cuando la melodía es buena, que bien queda con instrumentos reales.

Por cierto, si quieres volver a jugarlo tienes el maravilloso SCUMMVM, un emulador que te permitirá jugar a los míticos juegos de Lucas Arts entre otros independientemente de la plataforma que uses (Windows, Linux, Mac OS X, Dreamcast, PocketPC, PalmOS, AmigaOS, BeOS, OS/2, PSP, PS2, SymbianOS/EPOC y otros).

Publicado en Videojuegos. 3 Comments »

3 comentarios to “El primer videojuego que me pasé.”

  1. mayhemivan Says:

    Muy buen juego, sí señor. Por esa época yo le daba al picante Larry Leisure, etc.
    El primero que me pasé yo fue el pong de la Atari 2600

  2. C.Murnau Says:

    Yo, el primero que acabé fue uno de boxeo en el primer ordenador que tuve un CPC Amstrad (año 90). Y mi aventura gráfica favorita es Loom, y en 2º lugar sin duda, está esta.

  3. ponzonha Says:

    Si señores, grandes juegos traeís a mi blog. Grandes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: